— Desde la agrupación madrileña de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores y Ganaderos (ASAJA) se aplaude el compromiso de los agricultores y ganaderos de toda España para garantizar el abastecimiento de alimentos en los mercados, así como su colaboración altruista en la desinfección de pueblos y ciudades con su maquinaria. Asimismo, formula a las administraciones nacionales y autonómicas una serie de demandas que permitirían aliviar la presión sobre su actividad económica y su protección. 

6 de abril de 2020.

La expansión del coronavirus ha llevado al límite al sistema sanitario nacional y ha exigido la adopción de una batería de medidas que están generando un importante impacto a nivel económico y social. Las actividades agrícolas y ganaderas, en tanto que son proveedoras de bienes de primera necesidad fundamentales en un período de confinamiento establecido por el Estado de Alarma, han venido desarrollándose con toda la normalidad que ha sido posible en este convulso contexto actual.  Desde Asaja Madrid agradece la gran labor de todos los agricultores y ganadores de toda España por su contribución diaria al abastecimiento de los hogares.

“Más allá del Estado de Alarma, una vez más queda absolutamente demostrada la importancia de las actividades agrícolas y ganaderas para el sostenimiento de nuestra sociedad. Su labor es capital, y más en estos tiempos de confinamiento. Garantizan el abastecimiento de toda la población. Desde Asaja Madrid tienen nuestro apoyo y reconocimiento. Los acontecimientos de estos días nos tienen que hacer valorar la importancia de fortalecer nuestro agro, rejuvenecerlo, modernizarlo”, valora Francisco José García, presidente de la agrupación madrileña.

La excepcionalidad de estas semanas y las medidas de índole económica adoptadas por el Gobierno de España para paliar las consecuencias de las medidas de movilidad adoptadas para frenar la expansión del coronavirus, no obstante, invitan a la agrupación madrileña de Asaja a reclamar la puesta en marcha de varias iniciativas por parte del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España y la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid.  Si bien algunas medidas van más allá de sus competencias, ambos organismos pueden canalizar un espíritu reformista absolutamente prioritario en estos momentos.

Desde Asaja Madrid se aboga por una exoneración de las cuotas de autónomos vigentes para el sector agrícola y ganadero, así como el estudio de una reducción de los impuestos existentes en el sector. Ambas medidas permitirían descargar de presión unas economías habitualmente expuestas a imprevistos como los temporales, la sequía o las plagas, todos ellos patentes en los últimos meses y per se motivadores de viejas reivindicaciones, siempre válidas, como el incremento de la financiación para la contratación de seguros agrarios o el establecimiento de líneas de financiación bonificadas íntegramente. Otra medida que permitiría aliviar esta presión afectaría a los costes laborales, un aspecto donde podrían implementarse exenciones, reducciones o bonificaciones, en función del caso. Además, con la reciente puesta en marcha de la nueva campaña de la Renta, en Asaja Madrid se considera capital la publicación de manera inmediata de la reducción de módulos para la campaña del Impuesto de la Renta sobre la Personas Físicas del ejercicio 2019.

“Los ganaderos que crían ovino y caprino se están encontrando un problema adicional”, explica Francisco José García. “No pueden optar a ninguna de las ayudas que actualmente existen, en tanto que una gran mayoría vende sus animales a cebaderos. Esto genera un problema que se podría solucionar si recibieran ayudas directas. En el campo de la ganadería madrileña también vemos pertinente la emisión de ayudas económicas para el bovino bravo”.

La necesidad de abastecer los mercados puede estimular la actividad agrícola y ganadera y, en este sentido, Asaja Madrid aboga por el establecimiento de un mayor control para que sean los productos nacionales los que surtan los actuales canales de distribución. La adquisición masiva de productos por parte de las Administraciones Públicas o el establecimiento de primas económicas para los almacenamientos privados que embastezcan esta distribución son medidas que serían muy bien vistas desde la rama madrileña de la asociación, susceptibles de incluirse también dentro de la máxima “Vivimos tiempos duros que exigen decisiones valientes para proteger a nuestros ciudadanos” enunciada días atrás por el presidente  del gobierno Pedro Sánchez.

“Desde Asaja Madrid nos gustaría agradecer públicamente a todos los agricultores y ganaderos que se sumaron al llamamiento de nuestra organización para colaborar con sus tractores y su maquinaria agrícola en las labores de desinfección de múltiples pueblos y localidades de nuestro país. Su compromiso y su implicación también están siendo fundamentales en esta pelea diaria para frenar el crecimiento de los contagios y para contribuir a aplanar la curva de afectados. El colectivo agrícola y ganadero de este país ha demostrado estar a la altura de las circunstancias demostrando su gran responsabilidad”, manifiesta Francisco José García.

“Desde Asaja Madrid queremos enviar nuestro más sentido pésame a todas las personas que han perdido a algún ser querido desde la irrupción de esta pandemia y queremos transmitirle el más sincero de los afectos a todos los profesionales del ámbito sanitario que trabajan en primera línea”.