“Para Hacienda, visto lo visto, Filomena no fue un temporal que provocó grandes daños en el agro de la Comunidad de Madrid” 

— Asaja Madrid lamenta la poca consideración que han tenido en el seno del Ministerio de Hacienda los enormes y excepcionales daños del temporal Filomena en la Comunidad de Madrid, estimados inicialmente en más de 21 millones de euros por parte de la rama madrileña de la Asociación de Jóvenes Agricultores, a la hora de elaborar su orden de reducción de módulos agrícolas para el ejercicio fiscal 2021. 

Madrid, 12 de mayo de 2022.

Francisco José García, presidente de Asaja Madrid, ha mostrado su estupor ante “la falta de respeto y sensibilidad” por parte del Ministerio de Hacienda y Función Pública a la hora de elaborar su orden anual de módulos agrícolas para el IRPF, ya que para la elaboración de su versión para 2021, publicada este miércoles 11 por el Boletín Oficial del Estado (BOE), ha ignorado la dimensión de los daños ocasionados por el temporal Filomena en el suelo de la Comunidad de Madrid. “Para Hacienda, visto lo visto, Filomena no fue un temporal que provocó grandes daños en el agro de la Comunidad de Madrid”, lamenta.

Hacienda elabora anualmente un informe donde se recogen las reducciones de los índices correctores que se aplican en los módulos agrarios dentro de cada período impositivo y, con vistas a este ejercicio fiscal, ha implementado correcciones tanto en los costes de los piensos como en los de la energía eléctrica, dos de las áreas en las que se han sufrido un mayor incremento de precios.

Sin embargo, dentro de la reducción de los índices de rendimiento neto que se estima para los afectados por incidencias climatológicas, desde Asaja Madrid comprueban que no se han tenido en consideración el impacto de los estragos de la nieve y el hielo que trajo consigo Filomena en enero de 2021. El temporal generó en la Comunidad de Madrid unas cuantiosas pérdidas inicialmente estimadas en más de 21 millones de euros, con más de la mitad concentrada en el sector del olivar.

“No entendemos el criterio para establecer estos índices, tampoco comprendemos por qué se anuncian a mitad de mayo y, en todo caso, no alcanzamos a discernir por qué ha tenido tan poca consideración una eventualidad climatológica de la dimensión y el calado que tuvo Filomena. La orden marca el camino a seguir y este camino no es igual en territorios de Cuenca o Toledo, limítrofes con nuestra Comunidad. En Madrid los daños de Filomena fueron cuantiosos, desgraciadamente, y esa excepcionalidad exige estar a la altura a todos los niveles. Nos parece una falta de respeto y de sensibilidad por parte de la Administración Central”, comenta al respecto García.