— “Nuestra asociación lleva varios años proponiendo actualizar los valores de mercado de las indemnizaciones, manteniendo siempre una actitud proactiva con todas las partes en los encuentros de la Mesa del Lobo y presentando diversas propuestas que la Comunidad de Madrid ha estudiado con detenimiento”, señala Francisco José García, presidente de Asaja Madrid.

Madrid, 25 de octubre de 2022.

La Comunidad de Madrid se ha mostrado receptiva con las reivindicaciones de Asaja Madrid y ha accedido a incrementar la cuantía de las indemnizaciones económicas por ataques de fauna silvestre, con el lobo al frente, a la cabaña ganadera de la región.  El Gobierno autonómico destinará una partida de 150.000 euros para arrancar un plan que acarreará paralelamente una serie de modificaciones normativas que permitan agilizar los procesos.

“Estamos especialmente satisfechos con este paso adelante que da la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, porque viene a mejorar sustancialmente las soluciones que se ofrecen a los ganadores de la Comunidad que vienen viviendo estos episodios en los últimos años. Nuestra asociación lleva varios años proponiendo actualizar los valores de mercado de las indemnizaciones, manteniendo siempre una actitud proactiva con todas las partes en los encuentros de la Mesa del Lobo y presentando diversas propuestas que la Comunidad de Madrid ha estudiado con detenimiento”, agradece Francisco José García, presidente de Asaja Madrid.

Las diferentes cuantías por lucro cesante y daños indirectos variarán en función de la cabaña ganadera y de la edad del animal. Para ovino y caprino, las crías de hasta tres meses recibirán 60 euros, 80 las que tengan entre tres y nueve meses y 140 las comprendidas entre los nueves meses y los siete años. Los ejemplares que superen esta edad recibirían 60 euros, mientras que los carneros recibirán un importe fijo de 300 euros. En cuanto al ganado equino, si el ejemplar es menor de 36 meses la cantidad ascenderá a 500 euros, aumentando a los 900 si supera esta edad.

En el caso del ganado bovino, las cantidades oscilan entre los 650 euros para los ejemplares menores de tres meses, los 800 destinados a terneras de edades comprendidas entre los tres y los siete meses y los 950 para animales mayores de siete meses y menores de doce. A partir del año de vida, hasta los diez años, añojos, novillos, cebones y vacunos mayores, la cantidad asciende a 1.500 euros. Más allá de los diez años de edad, la indemnización será de 1.000 euros.

La estadística oficial recoge que el número de ataques lobunos al ganado madrileño ha pasado de los 398 casos acaecidos en 2018 a los 139 que tuvieron lugar en 2021.   “Aunque es una buena noticia este descenso, hablamos de más de la mitad de ataques”, aporta García, “el guarismo final aún sigue poniendo de relieve que resta trabajo por hacer para encontrar un mayor punto de equilibrio entre el normal desarrollo de la actividad ganadera y su coexistencia con el lobo ibérico en el territorio regional”.

En la Comunidad de Madrid, donde el lobo volvió a ser detectado en 2009, con crianzas registradas desde 2011, habitan actualmente cinco manadas reproductoras. La Sierra del Rincón, entre Somosierra y los Montes Carpetanos, y el Valle del Lozoya son los dos puntos principales en cuanto a su presencia, si bien también ha sido visto en la cara sur de Cuerda Larga, en el enclave de La Cepeda y en los entornos de Santa María de la Alameda y el sur de la Sierra de Guadarrama.

TABLA. Ayudas por lucro cesante y daños indirectos en caso de ataque de fauna salvaje.